Qué hacer en Cantabria con niños si llueve

/, Museos y visitas/Qué hacer en Cantabria con niños si llueve

Qué hacer en Cantabria con niños si llueve

Seguramente mientras valorabas destinos para tu próxima escapada, has barajado Cantabria. Y seguramente, si tienes hijos, esta pregunta te habrá venido a la mente: ¿qué hacemos en Cantabria con los niños si llueve?.

Porque sí, no lo vamos a negar, en Cantabria llueve más que el lugares como Almería. Es nuestro “precio a pagar” por este paisaje verde y tan bonito, y por esta temperatura suave que te permitirá disfrutar de la naturaleza a plena luz del sol sin desear encontrar un centro comercial con el aire acondicionado a tope.

La lluvia es fantástica e imprescindible para la vida, y además, limpia el ambiente y el aire que respiramos. Pero es cierto que no es algo que desees si has venido a pasar unos días de vacaciones con niños. Yo que también soy madre de tres criaturas, sé lo que implica tenerlos metidos dentro de casa durante mucho tiempo.

Por eso quiero proponerte algunos planes para disfrutar de Cantabria incluso si llueve. Visitas a Cuevas, museos, grajas … un montón de planes con los que disfrutar en compañía de los más pequeños de la casa, que incluso te harán desear un día o dos de lluvia, para no perdértelos. ¿empezamos?

Cuevas del Soplao

La Cueva del Soplao fue descubierta por los mineros en torno a 1908, es uno de los más grandes maravillas geológicas en el mundo.  En su interior podrás disfrutar contemplando estalactitas, estalagmitas, coladas, columnas, perlas de las cavernas, dientes de perro, etc.

Se encuentra a tan solo 10km de nuestras casas rurales de Primorías Camijanes y a 23km de Primorías Prellezo.

Puedes realizar dos tipos de visita: la turística o la de aventura.

  • La visita turística, a través de un recorrido adaptado para sillas de ruedas, te llevará por diferentes zonas para contemplar la espectacularidad de las formaciones geológicas de su interior. Comienza subidos a un tren minero que a través de una galería minera llega hasta la cueva.

A partir de ahí, un recorrido de 1 hora a pie os llevará a través de diferentes salas y galerías. Con efectos acústicos y musicales, una narración explicativa, y un juego de luces y colores que contribuyen a crear una sensación inolvidable.

A pesar de que esta visita está permitida a niños de cualquier edad, no se permite la entrada con sillitas de niño. La empresa te facilitará mochilas portabebés si las necesitas.

  • La visita de aventura, para las personas más intrépidas (y para niños mayores de 12 años), a lo largo de 2,5 horas, visita diversas galerías (Campamento, el Órgano y el Bosque  entre otras), por lugares menos accesibles y siempre sobre el suelo original de la cueva. El equipamiento adecuado para esta visita (botas de agua, casco con luz y un mono), te lo proporcionarán con el precio de la entrada.

Toda la información, precios, horarios y reserva de entradas, la puedes realizar a través de la Página web de la Cueva del Soplao.

 

Cueva de Altamira

La Cueva de Altamira es patrimonio mundial por el valor de sus pinturas rupestres. Por el valor de éstas y para su conservación, su visita está muy restringida y es complicado acceder. Pero puedes visitar la Neocueva ubicada en el Museo de Altamira, a pocos metros de la cueva original. Una réplica fiel de la cueva original abierta al visitante.

Si tienes suerte, podrías ser una de las 5 personas afortunadas cada semana para disfrutar de una visita a la cueva real, ya que desde el año 2015 el Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira decidieron establecer un sistema de acceso limitado y controlado a la Cueva, consistente en  una visita a la semana para cinco personas, de 37 minutos de duración, bajo un estricto protocolo de indumentaria e iluminación, y con un recorrido y tiempos de permanencia definidos para cada zona de la cueva. Estas cinco personas son elegidas al azar entre la que se encuentren visitando el museo el día de la visita.

En el momento de la compra de la entrada, te ofrecerán un formulario que puedes rellenar para la solicitud, así como las información sobre las condiciones de la visita que debes aceptar, en caso de ser una de esas cinco personas afortunadas.

Antes del acceso a la Neocueva, puedes disfrutar de una exposición, muy apta para niños, con pantallas, objetos que pueden manejar… Te recomiendo que saques tu entrada por Internet, para evitar esperar las largas colas que se forman habitualmente a la entrada de la cueva (especialmente en Semana Santa y verano).

Y lo más interesante para los peques son los talleres de manualidades que organizan.

 

Museo marítimo del Cantábrico

Con grandes acuarios en los que contemplar a la fauna del Mar Cantábrico, y exposiciones permanentes y temporales, la visita al Museo Marítimo del Cantábrico en Santander os dará la oportunidad de conocer a fondo la relación del ser humano con el Mar Cantábrico desde sus orígenes.

A los niños les encanta la zona de los acuarios, y cuando entráis os informan de a qué hora se dará de comer a los tiburones, algo que seguramente, disfrutaréis viendo.

En las plantas superiores, salas de exposiciones albergan una amplia colección de elementos relacionados con el mar y la pesca.

Si coméis en la cafetería del propio Museo (previa reserva), os descontarán el precio de las entradas del menú. Los domingos por la tarde las entradas son gratis.

Toda la información sobre las exposiciones, actividades, localización y tarifas la puedes encontrar en la Página Web de Turismo de Cantabria

 

Visita a la ferrería de Cades

¿Quieres conocer cómo se convertía el mineral en hierro y los mecanismos de agua que se utilizaban?. Los guías te explicarán todo, y podrás ver en funcionamiento un molino y una herrería, construidos en el Siglo XVIII, aprovechando el agua del Río Nansa.

Un gran plan para disfrutar con niños,  ya que los guías interactuan con ellos. Y ellos disfrutan conociendo la manera en la que antaño se trabajaba el hierro para convertirlo en utensilios y piezas para la industria naval, o cómo se molían los granos de cereal en un molino movido por la fuerza del agua.

Hay dos posibles tipos de visita:

  • guiada con demostración del funcionamiento de las máquinas, que dura unos 60 minutos
  •  y la visita libre (sin guía ni demostración),

Pero yo te recomiendo la primera de ellas, para que no os perdáis las explicaciones de los guías y el funcionamiento de las máquinas

Para más información sobre horarios y días, así como hacer reservas, puedes consultar la página web de la Ferrería de Cades

Desde nuestras casas rurales de Primorías Camijanes se puede ir andando hasta la ferrería por la Senda Fluvial del Nansa, un paseo precioso de unas 2 horitas.

 

Granja Cudaña

Una granja familiar que abre sus puertas para que tú y tus hijos podáis conocer de primera mano cómo es el trabajo diario en una granja, el cuidado de las vacas, la producción de leche, etc.

Los dueños disfrutan de su trabajo y eso lo trasmiten en las visitas.

Los niños podrán dar el biberón a los terneros, así como corretear en una zona de juegos con tirolinas. Sin duda, pasaréis un buen rato entretenidos y en contacto con los animales de granja y el entorno rural. Todos podréis disfrutar de una degustación de los productos lácteos (quesos, yogures, quesadas) que se elaboran allí mismo. Y seguro que os lleváis algo a casa, porque están buenísimos.

Consulta en su web, toda la información sobre las visitas guiadas, horarios, tarifas y ubicación.

 

 

Una de romanos: visita la “Domus Romana de Julióbriga”

Foto de Jesús Ángel García Arnay. – Fuente propia., CC BY-SA 3.0

La visita a la Domus Romana de Julióbriga comprende la visita al Museo Domus, la Iglesia y la ciudad romana de Julióbriga.

  • Recreación de una “domus” romana: puedes pasear por el interior de una casa romana, tal y como era entonces. Se han reconstruido las estancias, y puedes realizar el recorrido acompañado por guías que te explican cómo era la vida doméstica cotidiana entonces.
  • Exposición “museo” : en la planta superior a la recreación de la domus, se encuentra una exposición de restos arqueológicos de diferentes excavaciones, con descripciones históricas, armas, utensilios, maniquíes vistiendo ropas de la época y audiovisuales.
  • La iglesia: permite subir a su campanario para disfrutar de una vista panorámica sobre las excavaciones y las ruinas.
  • Ruinas de la ciudad romana Julióbriga: El acceso es libre y gratuito y están a la intemperie, por lo que, si llueve, no está de más llevar un paraguas para poder recorrerlas. Encontarás carteles explicativos para comprender los restos y guiarte en la visita.

Te dejo aquí el enlace a la web de turismo de Cantabria con más información sobre la Domus Romana de Julióbriga

 

Surf en la escuela Buena Onda, San Vicente de la Barquera.

¿Habéis probado el surf?. Queráis o no, os vais a mojar y os lo vais a pasar en grande. Mientas no haya tormenta, es una actividad al aire libre que disfrutaréis igualmente con lluvia o sin ella. ¡Y los niños se lo pasan en grande!

Te recomendamos la Escuela de Surf Buena Onda, en San Vicente de la Barquera, que ofrece cursos y clases para diferentes niveles (iniciación, avanzado, perfeccionamiento), y también te proporcionará el material adecuado para la práctica.

Lleva años como profes y son geniales.

 

 

Paseo en barco por la Bahía de Santander

Cuando visito una ciudad con mar, o con río, me gusta verla desde el agua. En Santander puedes tomar una lancha, conocidas como Las Pedreñeras, para dar un paseo por la Bahía, y ver la ciudad desde el mar.

Salen desde El Palacete, al lado del Centro Botín en los Jardines de Pereda. La compañía que trabaja de toooda la vida es Los Reginas.

Se ofrecen dos tipos de excursión: de 1 hora por la bahía, y de 1,5 horas a la Ría de Cubas. Por megafonía van explicando los edificios más representativos y las diferentes zonas que se van viendo desde el barco.

Se puede hacer con niños sin problemas, y las lanchas tienen zonas atechadas donde resguardarse de la lluvia. Aún en días con buen tiempo, es recomendable llevar una chaqueta, ya que con frecuencia sopla viento fresco.

También es posible alquilar las lanchas por horas con tripulante.

 

Telecabina del Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

casa-rural-cabarceno

Cábarceno es obligado cuando se viene con niños a Cantabria. Es mucho más que un zoo, son 750 hectáreas donde los animales se encuentran en un ambiente lo más natural posible.

Y para mejor accesibilidad y más comodidad, también en días de lluvia, han instalado dos lineas de telecabina para disfrutar del parque y sus animales desde arriba.

Se trata de un trazado de 6 km de longitud, en dos instalaciones independientes. La duración del trayecto completo es de 50 unos minutos. Podéis visitar la web del Parque para tener todos los datos, horarios, tarifas y los animales que se ven en cada trayecto.

 

Cualquier cosina también podéis consultarme por aquí o a través de la web www.primorias.es

 

Déjanos un comentario

17 + 4 =